Blogia
MARICHIQUI

COMO CONTROLAR A UN NIÑO CON PROBLEMAS DE HIPERACTIVIDAD

Los niños que sufren de TDAH tienen dificultad para obedecer, concentrarse y permanecer durante un tiempo en la misma actividad. Los resultados en el rendimiento escolar no son buenos y las relaciones con sus compañeros, el entorno y la familia empiezan a resquebrajarse.

“Los papás les dicen: ‘contigo siempre es la pesadilla, esto es lo peor que me pasó, yo qué hice para merecer esto, qué pecado cometí’. Con toda esa transmisión de información emocional, los niños empiezan a sentir que son malos y se comportan de forma inadecuada”.

 Cuando los padres no entienden la enfermedad, establecen un método de crianza basado en regaños y castigos. Y pese a la ’cantaleta’, los pequeños van a seguir con las mismas conductas, no por llevar la contraria, sino porque su cerebro no está ’codificado’ para entender claramente las órdenes y obedecer.

“Los papás tienen que entrar a talleres de capacitación para ayudarles a madurar esa disfunción y que entiendan la conducta de sus hijos”.

Los derechos de los niños con trastorno de hiperactividad

  1. Ayúdame a poner atención: por favor, enséñame a través de mi sentido del tacto. Necesito movimiento corporal.
  2. Necesito saber qué viene después: dame un ambiente estructurado en donde haya una rutina de la que pueda depender. 
  3. Espérame, todavía estoy pensando: permíteme ir a mi propio ritmo. Si estoy apurado, me siento confundido.
  4. Me cuesta trabajo, no lo puedo hacer: por favor, bríndame opciones para solucionar los problemas.
  5. ¿Está correcto? Necesito saberlo ahora: dame una retroalimentación positiva y enriquecedora de cómo lo estoy haciendo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres